La historia tiene momentos dolorosos, crueles por su naturaleza pero grandes e inspiracionales para mas de una generación. 1968 representa uno de ellos. Su dolor sigue vigente y su grandeza es tal que aquél movimiento estudiantil de ese año es la base de todo movimiento social reciente en éste país, hasta la fecha.

Por supuesto que todo hubiera sido mucho mejor si nada de eso hubiera sucedido. Sin represión, sin bayonetas callando al pueblo, sin estudiantes muertos en plena Plaza de las Tres Culturas, sin juegos Olimpicos manchados de rojo y no de blanco como es la intención natural de la justa olimpica. Pero por algo pasan las cosas, sin tal movimiento las cosas en éste país serian mucho menos democraticas de lo que ya son. Jovenes callados para liberar otras voces.

Tal vez por eso cada 2 de Octubre miles salen a la calle, entre la memoria y la reclamación de justicia. ¿Cuántos de los que estamos aquí, marchando, estamos conscientes de lo que en realidad sucedió en el 68? ¿Cuántos de los que aqui se rajan la garganta lo hacen de la manera mas honesta y no por pose? No lo se, tampoco me interesa saberlo. Cada quien es libre de salir a la calle, unirse a una marcha u organizacion social y entender a su modo la historia, lo inalterable.

Lo que si es una tristeza es que reclamando esa libertad generacional se cometan actos que no hacen mas que ensuciar la fecha. ¿Infiltrados cometiendo actos vandalicos para que en la noche millones de personas vean esas imagenes en los principales noticiarios del país? Tal vez, pero ¿y si no? ¿Y si en realidad esos que en estos momentos rompen vidrios y se enfrentan a la policia sin ningun temor son en realidad inadaptados que del 68 no tienen una minima idea?

41 después la herida sigue totalmente abierta, no cierra y dudo que cierre algun día. Se trata de uno de los hechos mas vergonzosos que ha vivido éste país. Se trata del vil recuerdo que solo nos transporta a nuestra realidad: en pleno 2009 se sigue usando la maquinaria del Estado contra quien protesta. Las cosas siguen mal porqué seguimos viviendo en un país de caricatura, donde el que no tiene la paga y el que la hizo simplemente tiene el castigo mental de sus propios actos, la locura infinita y la conciencia oscura que no los deja libres. Extraña democracia donde la justicia está hasta atras, en el rincon de lo indeseable.

El movimiento estudiantil debería ser estudiado, tal cual como sucedió, por toda la izquierda mexicana que está urgida de una brujula que le indique el camino. Porqué no se trataba de un movimiento de un solo hombre, cuestión de egos. Tampoco se trataba de peticiones ciegas. De lo que se trataba era de organización, de una humildad brutal que al final del camino termina por triunfar. Si, 1968 representa el estandarte de todos los movimientos posteriores. Sin Tlatelolco tal vez no hubiera existido la izquierda Cardenista de 1988, ni la lucha del EZLN en el 94, la resistencia de 2006 o lo que se pronostica en 2010: el levantamiento de un país, la sacudida que se viene.

41 años después, 1968 no parece tan lejano.

1473219388_de1a0cdabc

Anuncios